Y un día hubo mudanza…

de Catalano, Ángel B.

Recuerdo cuando era chico
que yo jugaba contento,
En los fondos de mi rancho
con palas, zunchos y tientos.

También suelo ver a mama
gauchita linda y sonriente,
Preparando la comida,
cebando mates calientes.

Cuando iba por los esteros
saltando zanjas limpitas,
Era al volver por la tarde
un muchacho con pintitas.

Chacarera pueblerina
con mis recuerdos de chango,
A veces me río mucho
recordando mis tamangos…

En un burro lleno e’ mañas
iba a la escuela y sabía,
Que me haría mucha falta
todo lo que allí aprendía.

Cuando me puse los largos
salí a cuerpearle a la vida,
Me fui al Norte, con mis sueños
y una triste despedida…

Todita la gente dice:
qué lindo el tiempo pasado…
¿Será porque eso es muy cierto,
o es que se olvida lo malo…?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *