Carta a Raquel

de Murcho, Alejandra Mercedes

 

Mi querida Raquel:

Hace tiempo que busco el momento para escribirte,trato de descolgarme de la vida para hacerlo y siempre una ráfaga de exigencias cotidianas me atan sin respiro y dejo de concretarlo. Además mis movimientos son cada vez mas lentos y torpes, y los chicos no se  cansan de pedirme y exigirme más, como si eso los hiciera olvidar de mis piernas en decanso eterno. Pero voy al punto que me dio lugar para dejar todo de lado y contarte. Por las tardes, Felisa me lleva a pasear, para que no deje de saber cómo es la vida fuera de casa, nuestros paseos no son muy alejados de esta, pues si no la pobre Felisa va perdiendo peso, mientras que yo lo sumo.

Sigue leyendo Carta a Raquel